Spanish English

Nuevo Futuro detecta un importante cambio de perfil en los menores tutelados que acoge

Proyecto Att PsicosocialEn los últimos años, en Nuevo Futuro se ha detectado un importante cambio de perfil en los menores que pasan a formar parte del Sistema de Protección y que llegan a sus Hogares, con un incremento de los casos de diagnóstico psiquiátrico. El más evidente, asegura la Asociación, es el agravamiento de los problemas de conducta y trastornos de Salud Mental.

Un total de 144 menores acogidos en los Hogares de Nuevo Futuro tuvo trastornos asociados el último año, un 22,2%. El más frecuente es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), una de las causas más comunes del fracaso escolar.

Este trastorno supone el 41% del total, y está seguido por abuso de sustancias (16%), por el Trastorno de la Eliminación (14,6%), el Trastorno Generalizado del Desarrollo (7,6%), o por el Trastorno del Aprendizaje (5,6%), entre otros.

Para la Asociación Nuevo Futuro, “es imprescindible” el abordaje de estos problemas desde una perspectiva integral psicosocial y educativa que de respuesta a las dificultades que presentan estos menores. Así, éstas exigen un proceso educativo y terapéutico de largo alcance que les permita tener experiencias de vínculos y de desarrollo que reparen sus difíciles circunstancias personales.

En este sentido, Nuevo Futuro desarrolla un Proyecto de Atención Psicosocial, que, desde una perspectiva integral, da respuesta a las dificultades que presentan los menores que acoge.

Este proyecto surge del compromiso de Nuevo Futuro por adaptar sus programas de intervención a las nuevas necesidades y dar una respuesta individualizada, especializada y terapéutica a los menores atendidos. En este sentido, a través de él, se llevan a cabo intervenciones dirigidas a fomentar el desarrollo afectivo y emocional de los menores, así como de las relaciones sociales y la autonomía personal.

También contempla actuaciones relacionadas con el área escolar, a fin de mejorar su integración y rendimiento en este ámbito a través de un plan individualizado de refuerzo escolar. Además, mejora la integración e intermediación intercultural de aquellos menores extranjeros no acompañados (Menas), y refuerza las competencias para la prevención de la violencia o acoso entre los menores (bullying y ciberbullying).

“Nos llegan muchos niños que han sufrido maltrato en sus casas o abandono, y con situaciones muy traumáticas. Por ello, tenemos unos protocolos de acogida según sea el caso del menor, no sólo en los hogares con los educadores, sino también de sensibilización en los colegios, con los que trabajamos muy de la mano, puesto que la mayor parte del tiempo que pasan estos menores es en las aulas. Hace falta una colaboración muy estrecha con los colegios, en este sentido”, afirma la directora de la Asociación Nuevo Futuro, Miriam Poole.

Nuevo Futuro trabaja desde la perspectiva de la empatía, la cooperación y la interprofesionalidad. En este sentido, se parte de la relación interpersonal como instrumento pedagógico, que permite al menor desarrollar un mundo de vivencias, reelaborar conflictos y adquirir modelos de aprendizaje personal y social competentes. El objetivo es ofrecer una respuesta a todas las dimensiones personales y sociales de los menores acogidos, desde una perspectiva terapéutica y educativa.

“En el caso de los menores que atendemos, es fundamental esta atención. Recibimos a los menores con mucho daño emocional, y eso repercute en todas sus conductas a la hora de integrarse, tanto a nivel social como a nivel escolar”, destaca Miriam Poole.